Fue en Octubre de 1949 cuando un grupo de productores de leche de la zona central de Chile, iniciaron el ambicioso proyecto de distribución “casa a casa” de Leche Pausterizada, Mantequilla y Queso Fresco; estos fundadores de Soprole jamás pensaron que este innovador modelo de venta y distribución, les valdría el transformar a Soprole en una de las compañías líderes en alimentos de nuestro país y sin lugar a dudas en la marca más importante del mercado lácteo chileno.

Desde 1949 hasta hoy, la Innovación ha sido parte fundamental del proceso estratégico de Soprole; sin duda ésta es una de las principales herramientas a través de la cual Soprole ha logrado transformarse en el principal actor del mercado Lácteo Nacional. Una prueba de ello es que Soprole en los últimos 3 años ha lanzado al mercado una cifra récord cercana a las 25 innovaciones promedio por cada año.

Otro aspecto clave en el desarrollo y éxito de la compañía, es el proceso de desarrollo y masificación de las marcas. Tenemos la convicción de que las marcas son un componente intangible “pero crítico” de lo que representa Soprole en la mente de sus consumidores; Por esto creemos que el buen desarrollo de las marcas, da credibilidad a las innovaciones y aportan concretamente a la construcción de valor para los consumidores y nuestros accionistas.

Desde esta perspectiva, en Soprole tenemos bastante de que preocuparnos, por cuanto contamos con un importante portfolio de marcas, todas relevantes para el mercado nacional y con un rol y propuestas de valor claras para cada uno de nuestros consumidores.

 
 


 
 

Históricamente Soprole ha ejercido un fuerte rol de Liderazgo en la categoría, generando innovaciones que se han transformado en genéricos de la Industria y que sus competidores siempre se han esmerado por seguir. Gran parte de las categorías lácteas se han ido construyendo en la medida de que Soprole las ha ido desarrollando, ejemplos de ello son los segmentos de Leche UHT, Leche Cultivada, Los Postres, Los Yoghurts con Fruta, o, los Yughurts con Cereales, y siempre estos segmentos han sido liderados por marcas ícono tales como 1+1, Gold, Batrifrut, Manjarate, todas de Soprole. Lo gravitante que ha sido Soprole para la industria lo podemos ejemplificar incluso en un caso que hoy nos suena divertido, y es que muchos de nuestros clientes (intermediarios) para referirse, o, nombrar a la Leche Entera, en términos genéricos, públicamente, e, incluso con nuestros competidores, se han referido a ella, como la “Leche 030”, en circunstancias de que este nombre, o, código, corresponde, ni más ni menos, que al código de SKU interno de la Leche Entera de Soprole.

La actualidad no esta siendo un excepción por cuanto las marcas Uno Al Día, Vitaplus y Activ ya se encuentran haciendo lo suyo en el nuevo y creciente segmento de los alimentos funcionales.

 
 


 
 

Luego de 60 años de trayectoria, con innovaciones relevantes, con una presencia diaria y permanente de Soprole en todos los hogares de Chile, las influencias generadas por esta marca, en los estilos de vida de nuestros consumidores, pueden ser múltiples, tantos, como la cantidad de productos que hemos desarrollado en 60 años; y esto va desde la simple necesidad primaria de tomar Leche, hasta resolver la problemática de una alimentación sana y equilibrada, soluciones que pueden entregar marcas como Next, o Huesitos, con sus portfolios de productos; sin embargo, en Soprole tenemos la convicción de que incluso más allá de la capacidad de sorprender permanentemente a nuestros consumidores con innovaciones y productos ricos, la mayor contribución, o, influencia que hemos generado en nuestros consumidores, siempre ha tenido relación con nuestra responsabilidad y preocupación como ente social; Soprole en el tiempo, a través de sus distintos programas de ayuda (Teletón, Chile ayuda a Chile, Deporte Escolar, Personas Perdidas, Braile, etc.), se ha transformado en un referente de la ayuda solidaria en nuestro país, ayudando no solo a alimentar nuestros cuerpos sino también nuestro espíritu, señalándole y demostrándole a sus consumidores que no importa el tamaño de la adversidad, con Soprole siempre Lo Podemos Lograr.

 
 
 
 

La fuerte orientación a la innovación, el desarrollo de marcas relevantes y nuestro permanente rol como ente social, nos ha permitido generar y obtener importantes reconocimientos, que consolidan el posicionamiento de Soprole en los consumidores. entre estos reconocimientos, podemos destacar:

1) Cuarto Lugar en ranking de Reputación Corporativa de Empresas en Chile Hill & Knowlton Captiva- Collect GFK 2009

Estudio en el cual en el transcurso de los últimos 5 años permanentemente hemos estado dentro de los 4 primeros lugares. Asimismo, durante este mismo periodo hemos sido siempre la primera marca nacional.

2) 2° Lugar en estudio de Marcas de Excelencia, Chile 3D; Collect GFK 2009

Estudio realizado en consumidores chilenos y que revela a Soprole como una marca de excelencia.

3) Permanente percepción de Marca Solidaria (diversos Estudios Post Terremoto Marzo 2010):

• Top Of Mind en “recuerdo de Marcas que estuvieron a la altura de la realidad del país”. Ipsos Research, Estudio Percepción Post terremoto, Encuesta telefónica, 400 casos.
Marzo de 2010.

• Marca percibida como “la más solidaria” (1er lugar compartido).
Initiative Research, Estudio Percepción Post terremoto, Encuesta telefónica, 400 casos.
Marzo de 2010

• Segundo Lugar como “marca más solidaria”
El Mercurio, estudio Universal McCann, encuesta Online a 1.143 casos.
09 al 14 de Marzo de 2010.

 
 


 
 

Siempre vale la pena recordar y destacar algunos detalles que son desconocidos por nuestros consumidores, los cuales se pueden transformar en casos de marketing muy sabrosos y entretenidos y que ayudan a confirmar que en el proceso de innovación, además de una buena idea, Mucho estudio y mucho trabajo, siempre se requiere de una “gota de suerte”; Probablemente el caso de Manjarate es el que mejor ejemplifica esta idea:

Una de las características preferidas por los consumidores de este exquisito postre, es la gota de chocolate que trae en su interior. Lo que no se sabe al respecto, es que la idea original del producto no la incluía. Originalmente era un mousse de manjar con una cobertura de chocolate en la superficie. Dado el proceso de elaboración aplicado, en el producto final, se generaba una bola de chocolate en el centro, lo cual fue considerado como un “defecto”. Para resolver esta situación se hicieron múltiples intentos de mejoras en el proceso productivo, y finalmente los ingenieros de Soprole pudieron corregir este “problema”. Sin embargo, inmediatamente se generaron masivos reclamos por parte de los consumidores porque Soprole había eliminado la “sorpresa de chocolate”. Esto obligó rápidamente a volver al proceso original y reponer la gota de chocolate, con lo que este “problema” se transformó en un elemento único y distintivo que se mantiene en todos las versiones de Manjarate hasta el día de hoy.

 


 

La innovación es una herramienta clave y pilar fundamental en el desarrollo de Soprole; esta nos permite satisfacer, sorprender y renovar año a año la relación con los consumidores, transformándola en un aspecto clave para la gestión de la compañía. Esta máxima es la que ha generado 60 años ininterumpidos de innovación y durante todo este tiempo muchos son los casos exitosos que se pueden mencionar:

El primer yogurt envasado de 1973
El lanzamiento del primer formato de Leche Larga Vida, en 1980.
Los primeros yoghurts premium, 1+1, Gold y Batifrut entre 1985 y 1990.
El lanzamiento de Manjarate en 1990.
El lanzamiento de la Leche Cultivada Soprole en 1990.
El Lanzamiento de Yoghurt Next en 2000.
El lanzamiento de Uno al día en 2004.
Las Aguas Saborizadas Next en 2006.
Margarina Soprole Mix con Mantequilla en 2007
El lanzamiento del Yoghurt Vitaplus en 2007.
El lanzamiento de Flan Next en 2008.
Etc, Etc.

 

De esta forma podemos construir una larga lista de innovaciones y productos destinados a satisfacer en el tiempo las distintas necesidades del mercado,
entregando propuestas de valor que han formado y forman parte del día a día de una familia de 17 millones de chilenos.